Mariana Coach Coaching Confianza

Mariana Coach Coaching Confianza

Mariana Coach Coaching Confianza

Por: Mariana Capriles

Mariana Coach Coaching Confianza

Establecer y mantener una relación de confianza

Durante el proceso de reflexión y aprendizaje que implica el ser cocheado, se hace necesario que nuestro cliente, de una manera comprometida, este dispuesto a revelar información que pertenece a su realidad interior. Sentimientos, emociones, juicios, creencias, necesidades y un sinfín de paradojas que van convirtiéndose en las protagonistas de este recorrido.

Para muchas personas, estos aspectos ocultos o semi-ocultos de su personalidad les provocan incertidumbre, una sensación de vacío o de no pertenecer y una pérdida de la confianza en la vida y aún más importante, en ellos mismos. En mi opinión, estos aspectos de la intimidad de un individuo, deben ser considerados como sagrados y como tales deben ser tratados. Aquí es donde entra en nuestra primera maestría.

Como en muchos otros procesos que implican un intento de autodescubrimiento y transformación, se hace absolutamente necesaria la generación y el mantenimiento de un adecuado contexto de confianza, seguridad, honestidad, apoyo y confidencialidad. Este aspecto debe quedar muy claro desde un principio.

En esta travesía, nos convertimos en promotores y acompañantes de un proceso donde el cliente, con nuestro apoyo, va autoencontrándose con las dudas y el miedo que esto pueda producir. Para comenzar, me parece importante que el mismo coach tenga conciencia de sus propias desconfianzas y de sus propias limitaciones humanas y profesionales. Debe igualmente conservar la fe y la confianza en la potencialidad de aprendizaje y de cambio a través del proceso del coaching, cuando es aplicado con la más absoluta honestidad.

Todas estas cosas son importantes para que nuestro cliente se haga permeable y abierto a esta nueva situación, y para que el proceso fluya de la manera más orgánica posible. Igualmente, toda esta actitud de comprensión y respeto favorecen un ambiente seguro para que el coach pueda retar y desafiar “certezas” a veces muy rígidas en su cliente a través de la indagación y de las preguntas pertinentes.

¿Y cómo surgen estas preguntas? Pues de la mano de una conexión verdadera y concentrada con nuestro cliente, el único y verdadero protagonista, y permanecer siempre abiertos al fluir, a los silencios y a las sugerencias del cocheado. La clave está en permanecer atento y relajado para conseguir simplemente “ESTAR,” sin expectativa alguna acompañando a la otra persona durante el tiempo que sea necesario.

Viviendo esta maestría en mis prácticas como coach, me he dado cuenta de que es una piedra angular cuando se trata de establecer una relación de verdadera conexión con el otro. Al brindarle a mis clientes un ambiente grato, serio, profesional y seguro, he logrado generar la confianza necesaria para que en poco tiempo se vayan sintiendo cómodos y relajados. Un reto para mí ha sido el de generar esta confianza en mí misma en mi desempeño, siendo esto para mí de vital importancia. En la medida en que yo siembre esa confianza en mí misma, puedo ayudar a que el otro pueda sembrarla en sí mismo.

Quisiera seguir trabajando en este aspecto para ir logrando un quehacer más intuitivo y natural. La confianza y el ser confiable van de la mano del amor.

Mariana Coach Coaching Confianza

Mariana Coach Coaching Confianza

Puedes compartir esta página con tus amigos...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn